Habla de una manera dulce con la gente

31
Compartir

SHAFAQNA – Figura en la Tradición Islámica que Dios le dijo a Moisés (P) :“ ¡Oh, Moisés! Habla de una manera dulce con la gente incentivándolos a que abandonen los pecados. Sé para ellos un buen compañero y tómalos como hermanos de modo que mantengan la hermandad cuando tú no estés presente; es decir, que sea una hermandad auténtica y sincera. Esfuérzate por ellos brindándoles lo que necesiten, que ellos se esforzarán por ti.
¡Oh, Moisés ! Lo poco que sea para Mí en realidad es abundante , y lo mucho que sea para cualquier otro en realidad es escaso. Por cierto que los mejores días de tu vida son los días que vendrán. Entonces, observa qué día será. ese y prepárate para responder en él, pues sin duda serás detenido e interrogado. Toma consejo del tiempo y de su gente, pues la extensión del tiempo es corta               ( porque está pasando e inexorablemente concluirá ) y su brevedad es suficientemente larga ( si se lo sabe aprovechar obrando correctamente ), y todas las cosas desaparecen. Entonces, obra como si estuvieras viendo la recompensa de tu acción, para que así puedas tener mayor esperanza en el más allá. Lo que queda de este mundo es como lo que ya pasó ( que ya ha desaparecido y no queda de él nada ). Entonces, todos los practicantes deben actuar de acuerdo con la inteligencia y de manera ejemplar y perfecta. Por consiguiente, ¡ oh, hijo de miran ! , busca el bien para ti mismo ; quizás así triunfes mañana, el Día del interrogatorio. Allí perderán quienes realizan cosas vanas.
¡Oh, Moisés! Deja atrás este mundo con placer, y apártate de él, porque él no es de ti y tú no le perteneces. ¿Qué tienes tú que ver con la morada de los opresores, excepto con quienes obran bien en ella ? Porque en este caso ( si la gente obra el bien ), es una morada excelente.
¡Oh, Moisés! El mundo y su gente son pruebas el uno para el otro. Cada uno se adorna para el otro ( tentándose mutuamente ). Pero el creyente se adorna para el otro mundo. Así, lo observa sin debilitarse y el amor hacia él ( hacia el otro mundo) se interpone entre él y el goce de la vida mundanal, haciéndolo permanecer. En vigilia hasta el alba (en la adoración a Dios ), como una persona que monta su caballo y galopa hacia su objetivo permaneciendo afligido durante el día y triste durante la noche, pues anhela lo que se encuentra para él detrás del velo tanto como si lo estuviese viendo.
¡Oh, Moisés! Cuando veas que una riqueza se ha dirigido hacia ti, entonces dí : ‘Se trata de un pecado cuyo castigo se ha adelantado’. Y cuando veas que la pobreza te llega, entonces di: ‘¡Bienvenido el lema de los justos!‘ No seas soberbio ni injusto, ni acompañes a los opresores.
¡Oh, Moisés! No es beneficiosa ni perfecta una vida prolongada cuyo final será recriminado , y no te perjudica lo que se aparta de ti mientras tengas un final elogiable.[1]


[1]. Tuhaful ‘Uqul”, pag. 525 y 526

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here