OCI pide a Myanmar reconocer los derechos de minoría rohingya

30
Compartir

SHAFAQNA – La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) exhorta al Gobierno de Birmania (Myanmar) respetar los derechos de la reprimida minoría musulmana rohingya.

El presidente del organismo, Yusef bin Ahmad al-Ozaimin, durante su viaje de cuatro días a Daca, la capital de Bangladés, se mostró alarmado por la situación catastrófica que los rohingyas siguen sufriendo por la atroz discriminación ejercida por el Gobierno y los extremistas budistas.
“Birmania no puede ignorar los derechos del pueblo rohingya. Además, pedimos al Gobierno birmano asegurarse del derecho a la nacionalidad de esta comunidad”, indicó el jefe de la OCI, integrada por 57 países musulmanes.
De esta manera, pidió al Gobierno birmano que resuelvan junto a Bangladés, Indonesia y Malasia la crisis de los refugiados, en su mayoría los rohingyas; la minoría más perseguida del mundo.
Las autoridades birmanas cerraron ayer jueves una escuela y una mezquita de los musulmanes en una región en el este del país, so pretexto de la falta de autorización necesaria para sus actividades.
Desde 1992, el Gobierno budista no reconoce a los rohingyas como ciudadanos y los considera como inmigrantes bengalíes. Por esta razón, ha provocado su desplazamiento forzoso hacia campos de refugiados en el oeste del país o hacia países vecinos.
Birmania, cuya población es mayoritariamente budista, ignora en todas sus dimensiones la existencia de los rohingya que forman una minoría étnica, lingüística y religiosa con cerca de un millón de personas. Los rohingya están obligados a pedir permiso al Gobierno para casarse y deben firmar que no tendrán más de dos hijos. La represión y la tortura en su contra se ha convertido en pan de cada día y una tragedia incalificable, ante la cual la comunidad internacional prefiere mantenerse indiferente y apática.
Aparte del Ejecutivo, los budistas extremistas los atacan con frecuencia y queman sus casas. Decenas de miles de ellos ya han resultado muertos o desplazados.
El mes pasado, el Gobierno birmano anunció que impediría el ingreso al país de los miembros de una misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para investigar posibles violaciones de los derechos humanos. (Fuente: Hispantv)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here