Sheij Abdul Rauf Felpete, un musulmán sufí

31
SHARE

SHAFAQNA – Para el Islam, dios es amor, y la palabra que él prodiga está contenida en el sagrado Corán. Su particular forma de espiritualidad denominada sufismo, nada tiene que ver con la violencia yihadista ni el terrorismo.

El noveno mes del calendario lunar se conoce como Ramadán. Este año se celebra del 27 de mayo al 25 de junio y empieza con la aparición de la luna a finales del mes de shaabán (octavo mes en el calendario lunar islámico).

Durante el Ramadán, los musulmanes de todo el mundo realizan un ayuno diario desde antes del alba hasta la puesta del sol, tomando su primera comida al acercarse la oración del anochecer. El objetivo del ayuno es enseñar a los musulmanes la paciencia y la humildad, así como recordarles lo afortunados que son y hacer hincapié en la ayuda al necesitado y a aquellos con menos suerte.

El Islam y la espiritualidad sufí tienen cada vez más devotos en el orbe. Prueba de ello son las ondas expansivas que Sheij Abdul Rauf Felpete, de la orden sufí Naqshbandi Argentina, prodiga a sus correligionarios y devotos. La sede de sus oficios se ubica en la Patagonia del país gaucho pero Sheij Abdul Rauf emprende viajes y peregrinaciones por América Latina y allende estas tierras, cruzando océanos, mares y todo tipo de límites geográficos.

Su mensaje es el del amor y de unidad para superar las diferencias. Algo interesante de apuntar dentro de la filosofía de los musulmanes sufíes es el respeto por las tradiciones diversas. Así por ejemplo, un grupo de creyentes de esta fe visitaron el Perú en el año 2014 y tuvieron un encuentro con Tayta Clemente Morales, respetado practicante de la espiritualidad andina. Asimismo, fueron en la búsqueda de “Tata Cachora” en México, de quien dicen fue inspirador del personaje Don Juan Matus, de “Las enseñanzas de Don Juan” del antropólogo Carlos Castaneda.

Conversamos con Sheij Abdul Rauf Felpete durante una visita realizada a finales del año 2016.

LEAVE A REPLY