Los Doce Imames en el Antiguo Testamento

23
SHARE

SHAFAQNA – Ibn Kazir ha dicho acerca de la siguiente profecía en la Torá, la cual está ahora en manos de los judíos y de los cristianos: “ciertamente Dios, el Exaltado, le dio a Abraham el honroso lazo de Ismael, le proveyó con el favor extenso y le posicionó doce personalidades elevadas en su descendencia”.

También ha añadido que Ibn Taymiyah dijo: “ellos son los mismos, concernientes a quienes el Profeta les ha otorgado los honrosos lazos (en la tradición de Yâbir Ibn Samarah) y emitió su número. Ibn Taymiyah comentó: “muchos de aquellos que aceptaron el Islam de entre los judíos piensan que los imames son los mismos de la secta Râfiza (shi‘a)” . Asumimos que el honroso lazo que ellos mencionan está presente en el libro de Génesis, Capítulo 17 (18-20) de las Escrituras actuales:

“Y dijo a Dios: ‘Si al menos aceptaras a Ismael para servir Tus designios’. Pero Dios le respondió: ‘De ninguna manera, pues va a ser Sara, tu esposa, la que te dará un hijo y le pondrás por nombre Isaac. Estableceré Mi Alianza con él y con su descendencia después de él para siempre. En cuanto a Ismael, también te he escuchado. Yo lo bendeciré y le daré una descendencia muy grande y muy numerosa. Será el padre de doce príncipes y haré de él una gran nación…’

Esto también indica que las bendiciones, frutos y multiplicación están en la generación de Ismael (P). Shanim Assar en el idioma hebreo quiere decir doce; y la palabra Assar se usa para un número compuesto cuando los sustantivos contados son masculinos. La palabra nâsi indica líder, jefe, cabeza, etc.

Del conjunto de estas palabras queda claro que la bendición y numerosidad en la generación de Ismael (as) se aplica al Enviado de Dios (BP) y a su Ahlul Bayt (s) (su generosa descendencia), que son la continuación de la generación de Ismael.
El Todopoderoso le ordenó a Abraham dejar la ciudad y partir hacia Siria. Así que él abandonó la ciudad con su esposa Sara y con Lot, y migraron de acuerdo a la orden Divina. En su viaje llegaron a Palestina. Por la gracia del Todopoderoso Abraham fue proveído con excesiva riqueza. Se dirigió al Señor diciendo: “ay, mi Señor, ¿qué debo hacer con esta riqueza? No tengo descendencia”. Y Dios le reveló: “incrementaré tu descendencia como las estrellas del firmamento”.

Hayar era la esclava que Sarah le había entregado a Abraham. Esta le dio un hijo, Ismael. Abraham tenía 86 años cuando Ismael nació.

El Sagrado Corán menciona la oración de Abraham en las siguientes palabras: “Ay, mi Dios. Ciertamente he puesto parte de mi prole en una tierra infértil cerca de Tu Casa Sagrada para que observen su oración. Entonces, haz que los corazones de algunas personas se inclinen hacia ellos y provéeles con frutos, para que ellos te aprecien”.

El sagrado versículo indica que Abraham había establecido parte de su descendencia, es decir, Ismael, en la vecindad de La Meca. También oró para que Dios Todopoderoso le otorgara Su misericordia, y que les permitiera permanecer en el camino de la guía para la humanidad hasta el fin de los tiempos. Dios aceptó tal petición colocando a Muhammad (PB) en su descendencia, y después de él sus doce sucesores como líderes de la humanidad en un tiempo apropiado. El Imam Muhammad Baqir (P)dijo: “somos los últimos de esa procedencia. La oración de Abraham fue respecto a nosotros” (referirse a la revista At-Tauhid escrita por el maestro Ahmad al Vasetí, No. 54)

LEAVE A REPLY