Grupos de derechos: Saudíes Planean Ejecutar a 14 Shiítas tras un Juicio Manifiestamente Injusto

60
Compartir

SHAFAQNA – “El aumento de las penas de muerte contra los shiítas saudíes es alarmante y sugiere que las autoridades están utilizando la pena de muerte para ajustar cuentas y aplastar el disentimiento bajo el pretexto de combatir el terrorismo y mantener la seguridad nacional”, dijo el martes Sarah Leah Whitson, de Human Rights Watch.

Documentos de la corte vistos por Amnistía Internacional han revelado que un total de 38 acusados fueron detenidos y mantenidos en prisión preventiva durante más de dos años antes de que comenzara su juicio.

Durante la mayor parte del tiempo fueron detenidos en régimen de aislamiento y a sus familias se les negó el acceso.

“Los procedimientos judiciales falsos que llevaron a condenas a muerte … descaradamente descartaban las normas internacionales de juicios justos”, dijo Lynn Maalouf, directora de Amnistía en Medio Oriente.

“Las sentencias de muerte basadas en “confesiones” coercitivas violan el derecho internacional de los derechos humanos y son un resultado repugnante pero demasiado común en casos relacionados con la seguridad en Arabia Saudí”, agregó Maalouf. “Estos juicios por pena de muerte no cumplen con los requisitos más básicos para el debido proceso”, señaló.

“Las sentencias deben ser anuladas inmediatamente”, agregó.

Arabia Saudí llevó a cabo 153 ejecuciones en todo el reino el año pasado. En el más impresionante caso de ejecuciones en 2016, Arabia Saudí ejecutó el 2 de enero al Ayatulá Sheij Nimr al-Nimr junto a otras 46 personas, desafiando las llamadas internacionales para la liberación del prominente clérigo shiíta y otros disidentes políticos encarcelados en el reino.

Arabia Saudí llevó a cabo 158 ejecuciones, incluyendo 71 extranjeros, en 2015. Este número de ejecuciones en términos de base anual en Arabia Saudí no se ha visto desde 1995.

Funcionarios saudíes ejecutan a los convictos mediante la espada y luego cuelgan sus cadáveres de un helicóptero para asegurarse de que el público pueda ver el resultado de la ejecución.

Según la Amnistía, Arabia Saudí tiene una de las tasas de ejecución más altas del mundo. Human Rights Watch ha pedido en varias ocasiones al régimen saudí que elimine sus “horribles” decapitaciones.

Jalil Sahurie

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here